3 de noviembre de 2008

El cerro Pilán

Fotografía de José Luis Carlin Ruiz

Realmente es difícil determinar el significado de los topónimos, más aún cuando han desaparecido los idiomas que se hablaban los tallanes en esta región. Solo los nombres mochicas (que se infiltran sobre todo en el alto Piura) pueden interpretarse de manera adecuada y no siempre, porque aun los distintos vocabularios de esa lengua que conservamos no nos aclaran todas las dificultades. Por ejemplo, Morropón es palabra mochica muy transparente: "el cerro de la iguana".
Pero en el caso del cerro Pilán (me hicieron esa pregunta la vez pasada) no resulta tan transparente. Hay muchos nombres de lugares que presentan esa terminación: Sipán, Sicán, Serrán, Colán, Tumán, Larán... Y en el nombre que reciben, en Pacasmayo, los cañanes o lagartijas. Con seguridad fue la curiosidad por estos nombres, como pone de relieve el profesor José Antonio Salas, lo que llevó al alemán Enrique Brüning a recoger un vocabulario lo más completo posible de la lengua mochica, para lo cual se trasladó unos meses, en 1912 al pueblo de Eten, último refugio de ese antiguo idioma lambayecano. Por ese entonces ya no se hablaba la antigua lengua de los moches, pues los últimos hablantes de la lengua se servían del castellano usualmente.[1]
Brüning conversaba con ellos y entre broma y broma, entre un vaso de chicha y un buen chicharrón les sonsacaba de cuando en cuando una frase, una palabra del idioma que escucharon los viejos etenanos en su juventud.
En verdad, el sabio alemán no incluye en sus listados el término Pilán, pero interpreta la terminación -an como simplificación de "anek" que significaba ‘casa’, aunque Fernando dela Carrera (1644), el presbítero que hizo la única gramática (con un pequeño vocabulario del mochica) asigna a la palabra "an" el signifiado del verbo ‘ir’. Es muy plausible que "-an" signifique ‘casa’ o ‘ir’ en esos topónimos, (considerando "casa" de modo flexible: ‘lugar donde se vive’, ‘población’...).
Realmente no podría dar una interpretación precisa del significado del primer elemento del término "Pilán", pero tal vez podría explicarse desde el mochica como adaptación o evolución de "pey", que quiere decir ‘paja’, ‘hojas secas’, ‘panca de maíz’, o tal vez de "pelyu", que significa ‘tinajón" (donde se guardaba, con arena de médano además, el pallar –palabra mochica– durante el invierno, técnica que se ha conservado hasta nuestros días). Y existe una localidad llamada, justamente, Tinajones, así que este significado sería muy plausible. En fin, podría significar: ‘casa del tinajón’, o bien ‘casa de paja’, aunque tal vez debiera interpretarse de otro modo. El elemento “-an” podría tener un significado direccional igual que “-pe” (en nombres como Motupe, Ascope, Mórrope, etc.) tenía un significado locativo en mochica. No sabría decirlo a ciencia cierta y probablemente nunca se sepa, pero no creo que el nombre del cerro Pilán tenga nada que ver con extraterrestres ni nada por el estilo.*

NOTA:
[1] Ver la introducción de José Antonio Salas a su edición de Hans Heinrich Brüning, Diccionario Mochica. Lima, Universidad de San Martín de Porres, 2004, p. XII.


*Este artículo se publicó en el diario Correo de Piura el domingo 2 de noviembre de 2008, p. 17.

1 comentario:

RUDY MENDOZA PALACIOS dijo...

pilan. En la toponimia piurana es recurrente el termino inicial Pil- en alusion a sitios donde la piedra esta presente (Pilan,Pilca,Pilcala,etc). Me parece que la forma original fue Pil-an en referencia al cwerro y las estructura que alli se ubicaban ante del establecimiento hispano.